Tratamiento de varices

Millones de personas en todo el mundo sufren de várices, un problema que puede ser bastante molesto a que en muchos casos no sólo se trata de un problema estético, sino que puede llegar a ser bastante doloroso. Es por eso que son muchas las personas que están interesadas en conocer el mejor tratamiento de várices.

Debes de tener claro que para saber cuál es el mejor tratamiento se deben de tener en cuenta varios factores, comenzando por el hecho de que no hay dos personas iguales y que las células de cada persona pueden reaccionar distinto a cada tratamiento.

Sin embargo, distintos estudios han llegado a la conclusión de que la ablación láser y la cirugía son los dos tratamientos más efectivos, mostrando una mayor efectividad en contra de otros tratamientos como la escleroterapia con espuma por ultrasonido. Aunque estás tres opciones tienen el objetivo final de cerrar la vena retorcida o cerrada.

La doctora Julie Brittenden, profesora de la Universidad de Glasgow, comentó que “el tratamiento de várices es mínimamente invasivo y destruye la vena por medio del calor usando el láser, siendo este el método más efectivo”. En este sentido, cuando se refiere al “mejor tratamiento” se hace referencia a la satisfacción que tienen los clientes luego de 5 años de haberse realizado el procedimiento.

Para que puedas tener claro qué tipo de tratamiento es el que se ajusta mejor a tu problema, y si en realidad tienes várices, comenzaremos explicando lo más básico:

¿Qué son las várices?

Las várices, también conocidas como insuficiencia venosa crónica o venas varicosas, es un problema de venas hinchadas a causa de la acumulación de sangre debido a que se presenta una debilidad en las paredes y válvulas de las venas.

La acumulación de sangre ocasiona que las venas se ensanchen y se dilaten, de forma que la sangre se acumula fácilmente cuando la persona está de parada durante mucho tiempo.

Una vez que la vena está dilatada, esta no puede cumplir su función. Las venas se encargan de realizar el retorno sanguíneo hasta el corazón, lo que implica que el flujo tiene que ir hacia arriba y en contra de la gravedad, yendo desde las piernas hasta el corazón. Para hacerlo, las venas tienen unas válvulas que impiden que la sangre vuelva a bajar hacia los pies y facilitan que retorne al corazón.

Pero cuando las venas están dilatadas, las válvulas de las venas no cumplen su función y el flujo se revierte, lo que hace que se presente la dilación y que se presenten problemas como hinchazón en la pierna, edemas o incluso úlceras o flebitis ya en fases más avanzadas.

tratamiento de várices

¿Cuáles son los distintos tipos de varices?

Aunque de forma general se puede decir que sólo existe un tipo de varices, lo cierto es que a nivel médico se sigue la clasificación de la CEAP, la cual ha establecido una graduación de las varices en función anatomía de la vena, de la etiología y la presentación clínica.

De esta forma, las várices se pueden clasificar en dos tipos diferentes:

Varices superficiales

Este es el tipo más común de varices, mejor conocidas como talangiectasias o “arañas vasculares”. Son varices pequeñas pero muy visibles que suelen despertar la preocupación de las personas.

Lo cierto es que este tipo de varices no representan problemas patológicos, además de que no provoca oscurecimiento de la piel, ulceraciones o dermatitis.

Varices tronculares

En el caso de las varices tronculares, estas pueden llegar a presentar distintos niveles de dilatación, siendo venas dilatadas que pueden llegar a ser más visibles.

Diagnóstico de várices

Ante la menor preocupación, lo primero que se tiene que hacer es acudir a un especialista de cirugía vascular, quien estará más que capacitado para poder dar un diagnóstico claro y certero.

Generalmente se realiza un eco-Doppler venoso para conseguir más información sobre las várices y sobre las opciones de tratamiento que el paciente tiene.

Tratamientos para las várices

Como mencionamos anteriormente, normalmente los tratamientos más efectivos, sobre todo cuando se tiene un problema grave de várices, es la cirugía y el tratamiento láser.

Esto se debe a que el cirujano actúa directamente sobre la enfermedad, es decir, sobre a variz que está ocasionándole problemas al paciente.

Los tratamientos modernos se encargan de la eliminación de la variz desde el origen, para lo cual se puede usar uno de los siguientes tratamientos:

Cirugía

En este tipo de procedimiento se le puede llegar a realizar un tratamiento quirúrgico, así como una aplicación de calor. Dicha aplicación de calor suele ser por medio de un láser o un catéter con radiofrecuencia.

Sustancias químicas

Este tipo de tratamiento se realiza por medio de la microespuma con sustancias esclerosante que sirve para eliminar las várices.

Tratamientos farmacológicos y con plantas medicinales

Además de los tratamientos antes mencionados, también es posible encontrar otro tipo de tratamientos.

En el caso de los tratamientos farmacológicos, estos suelen estar enfocados a aliviar los síntomas de las várices y a evitar que el trastorno sigua creciendo. Algunos fármacos venotónicos se administran de forma oral y pueden tener efectos realmente efectivos. Normalmente los más usados son venosmil (hidrosmina), daflón (diosmina) y venoruton (oxerutinas). Se debe dejar que sea un profesional quien los recete.

Por otro lado, en el caso de las plantas medicinales, estas también suelen ser un tratamiento terapéutico bastante efectivo que no debemos de dejar de tener en cuenta. En este caso, los tratamientos más eficientes suelen ser los castaños de indias, ginkgo biloba, ruscus y hamamelis. Normalmente se aplican vía oral, aunque también se pueden llegar a aplicar en geles o cremas con efecto en frío que se aplican directamente sobre el área afectada.

Además de los tratamientos antes mencionados también hay otras opciones y productos que pueden llegar a ser de ayuda, aunque estos son los principales que te recomendamos tener en cuenta.

Recuerda que lo mejor es que un profesional o un experto sea quien se encargue de decirte cuál es el tratamiento para várices que se ajusta mejor a tu problema y a tus necesidades.

Remedios para las varices

Vamos a hablarte de varios remedios para las varices que podrán serte de mucha ayuda a la hora de mejorarlas y aliviarlas.

Las varices actualmente son uno de los problemas circulatorios más habituales. Pueden padecerlas tanto hombres como mujeres, aunque estas últimas son más propensas a hacerlo.

Consejos

  • Procura evitar las duchas muy calientes, especialmente en la zona afectada.
  • Trata de salir a caminar o hacer ejercicio una vez al día.
  • Para dormir, pon un cojín debajo de las piernas.
  • Evita las exposiciones excesivas al sol.

Remedios para las varices

Remedios para las varices

Infusión

Añade un puñado de manzanilla, otro de laurel y otro más de menta a dos litros de agua. Después, déjalo reposar un poco y, para finalizar, agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Aplica esta infusión sobre las varices cada vez que te bañes.

Manzanilla

Mezcla una infusión de infusión de manzanilla con dos cucharadas de vinagre de manzana y aplícalo en las varices con un algodón por la mañana y por la noche.

Ungüento de ajo

Pica finamente 5 ajos y añádeles 3 cucharadas de aceite de oliva y el zumo de un limón. Tritura, hasta que quede una mezcla uniforme, y deja que repose durante 12 horas. Una vez pasado ese tiempo, unta la mezcla sobre las varices, dando pequeños masajes.

Vinagre de manzana

También es muy útil aplicar directamente el vinagre de manzana sobre la zona con varices. Cuando hayan pasado, enjuaga con agua tibia.

Menta con laurel

Puedes preparar un barreño para meter las piernas o, si lo prefieres, llenar la bañera. Coloca en el interior hojas de laurel y de menta, flores de manzanilla y una cucharada de bicarbonato de sodio.

Después, introduce las piernas durante un cuarto de hora más o menos. Repite esto diariamente.

Además de ser muy útil para las varices, este baño es muy beneficioso para el descanso gracias a los aromas calmantes de la manzanilla, la menta y el laurel.

Bebida natural para acabar con ellas

Este es un remedio muy simple y, a la vez, muy eficaz. Con él se consigue disminuir el torrente sanguíneo, haciendo que las varices disminuyan. Los vasos sanguíneos irán disminuyendo de forma progresiva por lo que en algunos días notarás mejoría.

Lo primero que tienes que hacer es lavar una zanahoria muy bien y picarla. Después, ponla en licuadora y agrégale 200 mililitros de vinagre de sidra de manzana y 100 mililitros de aloe vera.

Después, ya solo queda licuarlo. Tómalo todos los días, en el momento que prefieras. Es importante que también bebas mucha agua.

Cola de caballo

Esta hierba es conocida como un gran diurético, pero tiene muchas otras propiedades. Por ejemplo, es excelente para las varices por sus propiedades circulatorias.

Con una sola vez al día que lo tomes en infusión bastará. Para potenciar los efectos, es preferible que esté fría.

Chile

Este condimento además de para enriquecer las comidas también es muy bueno para evitar la aparición de arañas vasculares y descongestionar las piernas. No dejes de tenerlo en cuenta a la hora de elaborar tus platos.

Prevenir varices

Como lo cierto es que es mejor prevenir que curar, vamos a contarte varias formas de prevenir varices.

Si bien es cierto que existen algunos factores como el trabajo (si deben pasar una gran cantidad horas sentados o de pie), los embarazos, la obesidad o la predisposición genética que hacen que algunas personas sean más propensas a padecerlas, vamos a hacer todo lo posible para ponérselo más difícil a las molestas y antiestéticas varices.

Prevenir varices

Prevenir varices

Si pasas muchas horas ante el ordenador

Si por trabajo, o por lo que sea, no te queda más remedio que pasar una gran cantidad de hora diarias delante de un ordenador, es importante que intentes utilizar un reposapiés para que las piernas estén algo elevadas.

Favorece la circulación con actividades

Procura hacer actividades como bailar, salir a caminar, ir en bici o la natación. A la vez que te mantienes en forma, favorecerás la circulación y el retorno venoso.

Tipo de ropa para prevenir varices

En cuanto a la ropa, procura no llevar nunca prendas muy ajustadas. Estas pueden a llegar a perjudicar mucho el retorno venoso, provocando las varices. Ten especial cuidado con prendas como los pantalones muy ceñidos con tejido no elástico o las fajas ya que pueden ocasionar una gran compresión en las venas que podría derivar en una trombosis.

Masajes

Los masajes también son de gran ayuda a la hora de evitar las varices. Lo ideal es hacerlo de forma ascendente, desde el tobillo hasta el muslo. Así se disminuirá la presión del interior del tobillo. Además, esto te producirá una sensación muy relajante.

Cuida tu dieta

Procura llevar una dieta saludable y rica en fibra. Incluye frutas, cereales y verduras. También hidrátate adecuadamente (unos dos litros al día). Así evitaras el estreñimiento y la obesidad. Dos de los factores que provocan las varices.

Calzado para prevenir varices

Procura no usar frecuentemente tacones de más de 5-7 centímetros. Uno de los problemas que causa usar este tipo de tacones muy altos es la retención de líquidos y la inflamación local de la zona. Esto puede degenerar en varices. Intenta no usar tampoco zapatos demasiado bajos. Lo ideal serían unos 3 centímetros.

Activa la circulación con duchas

Date duchas alternando frío y calor en las piernas (el agua caliente no debe de superar los 38 grados). Para aliviar la pesadez, aplica agua fría en tus pantorrillas de forma ascendente.

No mucho tiempo en la misma postura

No estés quieto, de pie o sentado durante demasiado tiempo seguido. Cuando no te quedes más remedio, o estés viajando, intenta mover las piernas y levantarte cada cierto tiempo.

A la hora de dormir

Intenta dormir con las piernas elevadas unos 15 centímetros

Cuidado con el sol

Evita en la medida de lo posible exponer las piernas al sol directamente. Asimismo, también procura no utilizar cera caliente o estar en saunas. Esto hace que se dilaten las velas y esto favorece la aparición de varices.

Medicamentos

En el caso de que ya hayan aparecido, y para evitar tener más, también tienes en la farmacia los medicamentos vasoprotectores. Son de gran ayuda para disminuir la hinchazón, los calambres y la picazón.

Eliminar varices de forma natural

Vamos a contarte como eliminar varices de forma natural con unos remedios muy eficaces. Por supuesto, también te recomendamos visitar a un especialista, sobre todo si las venas varicosas son de un grado alto.

Eliminar varices de forma natural

Vinagre de manzana

Eliminar varices de forma natural

Este es uno de los productos naturales más usados a la hora de tratar las varices. Esto es debido a que, gracias a sus propiedades, hace que la circulación del cuerpo mejore.

La forma más sencilla de usarlo con el objetivo de acabar con las varices es aplicarlo sobre la zona que está afectada un poco de vinagre de manzana y hacer un masaje con él. Suavemente y en sentido ascendente.

Vinagre y tomates verdes

Eliminar varices de forma natural

Está comprobado que las semillas de los tomates verdes contienen una sustancia con un gran efecto anticoagulante. Por ese motivo, es genial para acabar con las varices. Mezclado con vinagre, el poder se multiplica.

Vamos a darte una receta para preparar un remedio con estos ingredientes:

Ingredientes

  • Una taza de vinagre de manzana orgánico (250 ml)
  • Cinco tomates verdes
  • 1 gasa (o venda adhesiva)
  • Un frasco de vidrio con tapa

Elaboración

Primero, corta los tomates en varias rodajas y guárdalas en el frasco de vidrio. Agrega el vinagre de manzana hasta que los cubras y tapa el frasco. Déjalo así durante 48 horas.

Procura ponerlo en un lugar oscuro y fresco para que se concentre bien. Cuando pasen esos dos días ya estará listo.

Cómo aplicarlo

Toma varias rodajas de tomate y ponlas sobre la zona donde tienes las varices. Cubre las zonas afectadas completamente. Para mantenerlos fijos, utiliza la venda adhesiva o la gasa.

Deja que actúe durante 40 minutos y después retíralo con agua fría. Hazlo diariamente, al menos durante dos semanas.

Todo incluido para eliminar varices (combinado muy potente)

Este es un remedio muy eficaz, que lleva muchos ingredientes que “uniendo sus fuerzas” son geniales para acabar con las varices.

Ingredientes

  • Medio litro de alcohol de 96º
  • 7 dientes de ajo
  • Una hoja de aloe vera
  • 2 ramas de manzanilla
  • Un par de ramas de menta
  • 10 cucharadas de vinagre de manzana
  • 10 hojas de laurel
  • 5 hojas de Eucalipto

Elaboración

Coloca el alcohol en un frasco amplio. Agrega en él los ajos pelados, las ramas de menta y manzanilla, las hojas de eucalipto y laurel y el vinagre.

Después, trocea la hoja de aloe vera y échala en el recipiente. Ahora bate muy bien los ingredientes, para que todos queden impregnados de alcohol. Déjalo reposar durante un día completo.

Cómo aplicarlo

Humedece todas las noches un algodón en la mezcla. Después, pásalo de forma circular por la zona donde estén las varices. Intenta que se impregne bien en la piel.

Deja que actúe durante toda la noche y, por la mañana, enjuágalo con agua tibia.

Jugo de castaños de India

Este árbol, de origen asiático, tiene grandes propiedades curativas. Uno de sus componentes es la escina, que es un excelente antiinflamatorio vascular.

Elaboración

Mezcla en un recipiente medio litro de alcohol etílico (de ingerir) o aguardiente con 125 gramos de castañas de india, machacadas y peladas. Déjalo que macere durante 15 días. Cuando pasen, fíltralo y cuélalo.

Guarda el líquido en un lugar oscuro, dentro de un tarro de cristal. Añade 15 gotas a un poco de agua, o a una infusión y tómalo 3 veces al día.

Remedios caseros para varices

Ideal para las varices

Vamos a enseñarte unos remedios caseros para varices. Te serán de mucha ayuda, sobre todo si las venas varicosas todavía no están muy avanzadas. Por supuesto, debes consultar también con un especialista que te indique el procedimiento a seguir. En especial si son varices más allá del grado 1.

Remedios caseros para varices

Remedios caseros para varices

Plantas e infusiones

Ciprés

Mejora mucho la circulación. Esto es gracias a su acción vasoconstrictora, venotónica y astringente.

Remedios caseros para varices: crema con ciprés

Puedes hacer una crema con 20 miligramos de gel base, 10 gotas de aceite esencial de ciprés, 10 miligramos de agua de hamamelis y 8 gotas de aceite esencial de menta piperita. 

Aplica esta crema en las piernas todos los días, en sentido ascendente.

Infusión con ciprés

Para hacer una infusión de ciprés solo necesitas sus brotes, gálbulos, u hojas secas y una taza de agua. Cuando ya hayas decidido que parte del ciprés vas a utilizar, ponlo a hervir con un poco de agua. Cuando ya haya hervido, que siga unos 4 minutos más. Ya solo queda dejar que repose y estará lista para tomar.

Hamamelis

Es un gran tónico venoso y vasoconstrictor. Gracias a su contenido en flavonoides y taninos, es genial para regular la circulación. 

Infusión con hammamelis

Coloca algunas hojas secas de la planta en un vaso de agua. Después, vierte el contenido (las hojas y el agua) en una olla, ponla al fuego y hierve de 3 a 5 minutos. Cuando lo haya hecho, apaga y deja que la infusión repose 5 minutos antes de tomártela. 

Vid roja

Esta planta es muy rica en taninos y vitaminas B1, A, B5, C Y B6. Resulta, pues, un excelente tónico que combate la insuficiencia venosa. Asimismo, tonifica las piernas, mejorando la sensación de piernas cansadas, la circulación sanguínea y el estado de las varices.

¿Cómo tomarla?

Para uso interno, se pueden encontrar cápsulas de vid roja fácilmente. En cuanto al uso externo, también es posible comprarlo al peso. En cualquier caso, recuerda que es mejor que consultes con tu médico para que él te diga que dosis es la ideal.

Avellano 

Sus hojas contienen taninos y flavoides, que son muy útiles para tratar las varices que están inflamadas o ya han brotado. Asimismo, es muy bueno contra el estrés, la retención de líquidos y otras muchas cosas. 

Infusión de avellano

Mezcla en un cazo hojas secas de avellano y medio vaso de agua. Ponlo al fuego durante unos cinco minutos. Cuando esté listo, déjalo que repose durante 5 minutos más y ya podrás tomártelo. Procura preparar y tomar una infusión al día.

Cola de caballo

Tiene grandes propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Esto puede ser de gran ayuda a la hora de reducir las varices. Tomarla en infusión ayuda a facilitar el paso a través de las venas y también fortalece los capilares para evitar que se inflamen.

Infusión de cola de caballo

Para hacerla solo necesitaras una cuchara de cola de caballo (aproximadamente 10 gramos) y una taza de agua (unos 250 mililitros). Hierve una taza de agua y añádele después la cucharada de cola de caballo.

Ahora deja que repose a temperatura ambiente durante unos diez minutos y ya puedes tomártela. Para potenciar su efecto, toma unas 2 o 3 tazas diarias, 3 días a la semana como mínimo.

 

Cómo evitar varices

Vamos a contarte cómo puedes evitar las varices. Si todavía estás a tiempo, evítate molestias y esas antiestéticas varices. Que además de algo molesto y que perjudica la estética, puede derivar en graves problemas de salud.

Cómo evitar varices

Si bien es cierto que hay varios factores, como la predisposición genética o los embarazos, que pueden hacer que algunas personas sean más propensas, hay varias formas de hacer más difícil que aparezcan. O que, si lo hacen, estas varices salgan en un grado menos intenso.

Evitar varices: ejercicios

Con estos ejercicios que vamos a ver a continuación, podrás evitar que aparezcan las varices. Además, hacer ejercicio te reportará muchísimos beneficios más. 

Estira las piernas

Cómo evitar las varices

Este ejercicio es ideal para cuando no se tiene mucho tiempo, ya que no se tardan mucho en hacer y además no requieren de mucho esfuerzo. 

Es muy sencilla: colócate enfrente de unas escaleras, sube un pie en uno de los escalones y mantén el equilibrio. Hazlo varias veces, cambiando de pie. Otro ejercicio es bajar el cuerpo flexionando las rodillas. Puedes hacer varias series de ambos.

Cómo evitar varices: descansa los músculos

Después de hacer ejercicio o una gran caminata, también hay que descansar los músculos. Para hacerlo, túmbate en el suelo encima de algo o en la cama, sube las piernas y apoya los pies en la pared. Mejorarás tu circulación, y además, recuperarás energía.

Camina de puntillas y con los talones

Este ejercicio, además de eficaz, es también muy divertido. También puedes hacerlo en cualquier parte y momento. Cuando reserves un pequeño tiempo, descálzate y ponte de puntillas o en talones y camina. Las risas mientras intentas no caerte están aseguradas.

Pedalea

Como ir en bici, pero sin bici. Túmbate en la cama o en una colchoneta, esterilla etc… levanta las piernas al aire, con las rodillas flexionadas. Cuando estés así, procede a pedalear enérgicamente. Repite este ejercicio de 15 a 20 veces. Además de mejorar la circulación de tus piernas ejercitarás otras partes de tu cuerpo, como, por ejemplo, los abdominales.

Ejecicios cardio

Además de ayudarte a controlar tu peso (la obesidad es uno de los factores de riesgo de padecer varices), mejorarás tu circulación. Algunos deportes ideales para esto son muchos. Por ejemplo, la natación, entrenamiento elíptico, salir a correr o una buena caminata. 

Rutinas de una media hora, durante varios días de la semana serán suficientes. 

Flexiona los dedos de los pies

Estira las piernas y flexiona y extiende los dedos de los pies. Hazlo alternativamente, entre un pie y otro. Repite unas 20 veces.

Mueve los pies

Siéntate en una silla. Separa y junta las puntas de los pies. Repite durante unas 20 veces.

Flexiona los pies

Porque ellos también necesitan flexionarse. Sentado en una silla, apoya los talones en el suelo. Levanta la punta de los pies, luego, bájalas y levanta los talones. Repite también durante unas 20 veces.

Separa las piernas

Túmbate en el suelo. Por ejemplo, en una esterilla. Levanta las piernas estiradas, separalas y vuélvelas a juntar. Repítelo de 10 a 15 veces.

Eliminar varices sin cirugia

Vamos a contarte como eliminar varices sin cirugía. Hace tiempo, pasar por el quirófano era prácticamente la única opción para eliminar las venas varicosas. Afortunadamente, hoy en día las cosas han cambiado mucho y hay varias alternativas. Ahora te las contaremos con detalle. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay varices que, si están en un estado más avanzado, tal vez tengan que ser eliminadas con cirugía. En todo caso, estos datos son orientativos, el especialista es quien tiene la última palabra. Si tienes las piernas cansadas y/o varices que te causen dolor e hinchazón allí o en cualquier otra parte del cuerpo, es hora de visitar uno que pueda hacerte el diagnóstico adecuado.

Las varices son un problema (estético y de salud) que, en mayor o menor medida, afecta a una gran parte de la población.

El mejor momento para realizar uno de estos tratamientos es antes del verano, ya que, en esa estación del año, debido al calor, es cuando las venas se dilatan en mayor medida. Tampoco debe de ser inmediatamente antes del verano, ya que, en ocasiones, es preciso que la zona esté tapada durante un tiempo.

Eliminar varices sin cirugía

Eliminar varices sin cirugía

Láser

Hay tratamientos de láser Co2 fraccionado que son realmente eficaces para eliminar pequeñas varices. Por lo general, no producen más que unas pequeñas molestias.

Calibrar el láser depende del paciente. Las varices se cierran mediante unas ráfagas de luz que causan calor en la dermis. Con el tiempo van desapareciendo. Se puede volver a la rutina nada más acabar la intervención, ya que no se requiere ni reposo ni anestesia.

Espuma esclesorante o escleroterapia

Este es un novedoso tratamiento, eficaz con las pequeñas varices. Se eliminan mediante una solución que se inyecta en la vena afectada. Dicha solución está hecha a base de un compuesto de polidocanol que se ha estado usando como anestésico durante años.

Esta espuma esclesorante no se mezcla con la sangre y tiene la capacidad de endurecer la variz, hasta que finalmente desaparece. Tampoco necesita ni anestesia ni reposo, por lo que no influirá en la rutina del paciente.

Medicina estética

Las dos técnicas que hemos visto anteriormente son especialmente eficaces si se combinan. Asimismo, se pueden prevenir y eliminar varices mediante aparatos de medicina estética. Estos son capaces de mejorar la circulación de la sangre en las piernas. Aunque puede que los resultados no sean tan eficaces.

Presoterapia

Se usa la presión del aire en determinados puntos de las piernas que favorecerán la circulación de la sangre.

Radiofrecuencia

Se aplican ondas de radio con el objetivo de aplicar calor y conseguir que se bloqueen las venas varicosas.

Carboxiterapia

Se usa el gas de dióxido de carbono para mejorar el retorno linfático y venoso, que es el que provoca las narices. 

Al acabar alguno de estos tratamientos suele recomendarse el uso de medias compresivas durante al menos una semana. Estas incluso son muy eficaces a la hora de prevenir o aliviar los síntomas de las varices. Su principal utilidad es que tienen una gran fuerza de compresión en las piernas.

¿Dolor de varices?

¿Dolor de varices? en este artículo te contamos todo sobre eso. Los problemas de mala circulación y varices son bastante frecuentes. Provocan, en mayor o menor medida y según el grado de varices del que se trate, cansancio y dolor en piernas y pies.

Dolor de varices

Dolor de varicesLas varices no solamente causan perjuicios estéticos también pueden derivar en un problema de salud. En muchas ocasiones llegan a provocar dolor y saber cómo aliviarlo es algo fundamental para quienes las padecen. 

Por supuesto, este artículo es meramente informativo. Lo ideal es que visites a un especialista. Él será quien determine el tipo de varices y el tratamiento a seguir para eliminarlas o aliviar sus síntomas.

Los síntomas dependerán de la persona y del tipo de variz. Las molestias más comunes son una mayor visibilidad de las venas, pesadez y cansancio en las piernas, calambres (especialmente por la noche), picor, hormigueos, escozor, hinchazón de pies y tobillos, sensación de calor y, en casos avanzados, aparición de úlceras.

Remedios para aliviar el dolor de varices

  • Medias de compresión: este tipo de medias (también pueden ser calcetines) aplican presión en puntos estratégicos. Así favorecen el retorno de la sangre al corazón. Esto resultará un gran alivio de las molestias y el dolor de las piernas con varices.
  • Tratamientos estéticos: sobre todo en varices que no son muy grandes, existe la posibilidad de eliminarlas con tratamientos estéticos como el láser u otras más novedosas, por ejemplo, la escleroterapia.
  • Eleva los pies: cuanto más elevados estén estos con respecto al cuerpo, mucho mejor. A la hora de dormir, un cojín debajo de los pies aliviará mucho las molestias y te permitirá descansar mejor.
  • Plantas naturales: hay varios tipos de plantas que son excelentes para tratar el dolor producido por las varices. Por ejemplo, la vid roja, el aloe vera o el Ginkgo Biloba. Son fáciles de encontrar, en cualquier herboristería las venden. Pueden tomarse en infusión, hazlo al menos unas dos veces al día. También hay cremas y geles que llevan plantas naturales y son realmente efectivos.

Cosas a evitar para no empeorarlo

  • Cuidado con el calzado: no debe de ser ni demasiado alto, ni tampoco demasiado bajo. En cualquiera de estos casos tienen un efecto perjudicial en la circulación de las piernas.
  • Cuida tu peso: si está por encima de lo recomendable, esto afecta negativamente en la presión de las piernas y, por ende, obstaculiza la circulación de la sangre.
  • Evita el ejercicio muy intenso: por supuesto, es muy importante hacer ejercicio que te mantenga activo, pero procura que esa actividad sea moderada. Los deportes y ejercicios que son muy intensos implican el tener que dar saltos y movimientos bruscos que pueden ser muy perjudiciales para la situación de venas varicosas.
  • Evita las exposiciones prolongadas al sol o en ambientes calurosos
  • Cuida tu alimentación, come saludablemente. Intenta añadir a tu dieta alimentos ricos en fibra y bebe suficiente agua (unos dos litros diarios).
  • No a la ropa ajustada: llevar ropa que esté muy ajustada puede ser muy perjudicial. Evita toda la ropa que pueda cortar la circulación, especialmente si abarca la zona de la ingle. Por ejemplo, medias o calcetines. En caso de tener varices, es mucho mejor utilizar las medias de compresión que hemos indicado en el anterior apartado.

Eliminar arañas vasculares

Vamos a contarte con detalle como eliminar arañas vasculares. Estas son unas dilataciones de los capilares pequeños y de los vasos superficiales. Su forma es similar a la de las ramas o las “telas de araña”, de ahí el nombre con el que se conocen coloquialmente. Si nos ponemos técnicos, su nombre médico es telangiectasias.

Cuando te das cuenta de que las tienes es cuando ya han manifestado su presencia. Pueden aparecer en muchas partes: tobillos, abdomen (generalmente después de un embarazo), piernas… incluso en la cara, especialmente en las mejillas. La información que vamos a daret a continuación es meramente informativa, recuerda que el especialista es quien tiene la última palabra.

Eliminar arañas vasculares

Pueden ser provocadas por múltiples factores: sobrepeso, retención de líquidos, tacones muy altos, mucho tiempo en la misma postura… A diferencia de las varices, no suelen provocar dolor ni representar un grave problema de salud.

Eliminar arañas vasculares: remedios para que no sean tan visibles

Antes de contarte qué métodos existen para eliminarlas totalmente, vamos a contarte unos remedios que frenarán la aparición de otras nuevas y, además, disminuirán el tamaño de las que ya están. Según su intensidad, podrían ser incluso la forma de hacerlas desaparecer.

Eliminar arañas musculares: biofavonoides

Es muy bueno introducir en tu dieta alimentos que tengan biofavonoides. Estos son unos antioxidantes muy poderosos que tienen propiedades antiiflamatorias y mantienen en su sitio a los radicales libres. Asimismo, fortalecen las paredes de las venas. Entre otros, las llevan las uvas (intenta tomaras sin pelar y con pepitas), el brócoli, las fresas, el ajo, las espinacas, el té verde…

Olmo escocés (Hamamelis)

Es un excelente aliado para limpiar el organismo de forma natural. Y no solo eso, también tonifica la piel. Suele utilizarse generalmente para las arañas vasculares del rostro. Tiene propiedades astringentes, por lo que, aplicado untado en un algodón en las arañas v. se conseguirá que estas encojan.

Jenjibre

Esta hierba, que generalmente se usa para elaborar platos, es muy útil para eliminar las arañas vasculares faciales. Cuando los capilares se rompen, acumulan en esa zona afectada una proteína de sangre que se llama fibrina. El jengibre tiene la facultad de romper esa proteína, evitando que pierda su característico color rojo, que es el que las hace visibles.

Puede tomarse crudo (la mejor opción), rallando una cantidad pequeña para incluirla en ensaladas o también como té (lo ideal es dos o tres tazas diarias).

Tratamientos para eliminar las arañas vasculares

Hay varios sistemas para acabar con las arañas vasculares: naturales, mediante cirugía o láser… ahora los veremos más detalladamente. Por ejemplo, el sistema clarivein, que consiste en introducir un catéter que llegue hasta los puntos en los que existe una vena patológica. Esto provoca una fuga de sangre hacia el sistema venoso superficial. 

Después de haber introducido el catéter, se introduce una sustancia que sella los puntos de fuga. Así se resuelve el problema de la vena patológica y de las arañas vasculares anexas.

Asimismo, dependiendo del problema, hay otros tratamientos como el láser intravenoso, la esclerosis muscular o el tratamiento de esclerosis con espuma guiada por ecografía.

Por supuesto, lo mejor es que acudas a un especialista que te asesore en el tipo de tratamiento a seguir. Tras hacer un diagnóstico mediante una ecografía doppler te garantizará los mejores resultados.

Medias de compresión para varices ¿Cuál y cómo elegir?

Si quieres conocer más sobre las medias de compresión para varices, aquí podrás ver todo lo necesario. Estas medias sirven tanto para aliviar los síntomas de las varices como para evitarlas. Con ellas mejorará sustancialmente la circulación en tus piernas.

Vamos a contarte los tipos de medias de compresión para varices que existen y sus características. La información es orientativa. Lo ideal es que consultes con un especialista que te recomiende cuál es la mejor para tu caso.

Medias de compresión

La insuficiencia venosa crónica afecta, en menor o mayor medida, a aproximadamente un 30% de la población adulta. Además, el porcentaje no hace sino incrementarse año tras año.

Aunque pueden aparecer en otras partes del cuerpo, las varices suelen estar sobre todo en las piernas. Las venas varicosas, entre otras cosas, causan pesadez e hinchazón de piernas, que aumentan más en épocas de calor o durante periodos de tiempo en los que se pasa mucho tiempo de pie. Asimismo, se experimenta picor, dolor, debilidad…

Medias de compresión: ¿Cuándo son necesarias?

La terapia con medias de compresión es necesaria y muy aconsejable en los siguientes casos: 

  • Aparición de varices y arañas musculares
  • Después de intervenciones quirúrgicas de varices o escleroterapias (Aquí te contamos todas las opciones que hay para eliminar las varices)
  • Edemas y alteraciones varicosas durante el embarazo
  • Cuando por actividad profesional (peluqueros, dependientes, oficinistas etcétera) se pasa mucho tiempo de pie o sentado
  • Personas con antecedentes familiares o predisposición a tener insuficiencia venosa crónica (IVC)

Medias de compresión para varices: tipos de compresión

Es fundamental que la talla, la compresión y el modelo sean los adecuados. Como te hemos dicho anteriormente, el especialista será quién tenga la última palabra. Sea cual sea la compresión necesaria, se recomienda que el tratamiento se extienda durante al menos 6 meses.

Este tipo de medias pasan exhaustivos controles de calidad por parte de sanidad, por lo que su eficacia está probada.

Normal (ligera)

Son recomendables como prevención a la aparición de varices, cuando se tiene predisposición a tenerlas. También son muy aconsejables para las mujeres embarazadas, para las personas con dolor y cansancio en las piernas o sí se tienen pequeñas varices o arañas vasculares.

También son ideales para cuando se pasan jornadas durante mucho tiempo de pie o se va a hacer un viaje largo.

Fuerte

Se utilizan para tratar enfermedades venosas más complicadas y graves. En este caso es especialmente necesario consultar con un médico.

Medias de compresión para varices: largura

La largura dependerá de varios factores como la altura de la pierna donde se localizan las varices, así como temas estéticos. Por ejemplo, el tipo de ropa que se vaya a llevar etcétera.

Estos son los tipos que hay: 

Cortas

Llegan justo por debajo de la rodilla. Son las más sencillas de adaptar y cómodas de llevar.

Calcetín

Su largura es igual a la de las medias cortas (por debajo de la rodilla). Este tipo es más tupido, lo que las hace ideales para épocas invernales. Para evitar el mal olor de los pies y se controle la sudoración, lo mejor es elegir el modelo hecho con hilos de plata.

Largas

Llegan hasta la mitad del muslo. Es ideal para llevar faldas o vestidos con total comodidad, ya que se sujetan con bandas de silicona (para que se adhieran más moja ligeramente la banda). Son las más recomendables para mujeres embarazadas o personas con problemas de incontinencia. Hay una versión especialmente hecha para hombres.

Pantys

Alcanzan hasta la cintura. Son la opción más elegida por quienes quieren llevar vestidos o faldas cortas. Tienen una óptima sujeción en la zona abdominal. Hay versiones especiales para hombres, embarazadas…

Materiales

Estas medias están fabricadas con materiales elásticos. Por ejemplo, poliamidas, elastán y otro tipo de fibras similares. Esto les permite generar la presión adecuada en las piernas. En reposo y en movimiento.

Asimismo, pueden fabricarse con hilos antibacterianos que previenen infecciones por bacterias y hongos. También se evitarán los malos olores.

Cómo elegirlas y usarlas correctamente

Para finalizar, vamos a darte algunas indicaciones para usarlas correctamente.

  • Para asegurarte de la talla, pide que en la farmacia donde vayas a adquirirlas que te tomen la medida de gemelo y tobillo. Así podrás elegir la talla correcta. Esto es primordial para que el problema circulatorio se trate y preventa de forma adecuada.
  • Tienen que colocarse tras la higiene diaria, antes de vestirse. Lo mejor es ponérselas tumbado o sentado en la cama.
  • Si después de la ducha te aplicas crema hidratante, entrarán con más facilidad.
  • No dejes de usarlas durante las épocas de calor. Paradójicamente es cuando son más necesarias. Lo que si puedes hacer es aligerar la compresión, el material o la compresión (recuerda consultarlo antes con un especialista).
  • Si, por cualquier motivo, tienes dificultad para ponértelas, debes saber que existen los deslizadores de medias.
  • Las medias de compresión para varices son muy resistentes, pero, si temes que se rompan, usa unos guantes de goma (como los de la cocina) para ponértelas.

En el siguiente vídeo verás un ejemplo de cómo ponértelas: 

En nuestra página también podrás encontrar todo tipo de información sobre varices.