Cómo evitar varices

Vamos a contarte cómo puedes evitar las varices. Si todavía estás a tiempo, evítate molestias y esas antiestéticas varices. Que además de algo molesto y que perjudica la estética, puede derivar en graves problemas de salud.

Cómo evitar varices

Si bien es cierto que hay varios factores, como la predisposición genética o los embarazos, que pueden hacer que algunas personas sean más propensas, hay varias formas de hacer más difícil que aparezcan. O que, si lo hacen, estas varices salgan en un grado menos intenso.

Evitar varices: ejercicios

Con estos ejercicios que vamos a ver a continuación, podrás evitar que aparezcan las varices. Además, hacer ejercicio te reportará muchísimos beneficios más. 

Estira las piernas

Cómo evitar las varices

Este ejercicio es ideal para cuando no se tiene mucho tiempo, ya que no se tardan mucho en hacer y además no requieren de mucho esfuerzo. 

Es muy sencilla: colócate enfrente de unas escaleras, sube un pie en uno de los escalones y mantén el equilibrio. Hazlo varias veces, cambiando de pie. Otro ejercicio es bajar el cuerpo flexionando las rodillas. Puedes hacer varias series de ambos.

Cómo evitar varices: descansa los músculos

Después de hacer ejercicio o una gran caminata, también hay que descansar los músculos. Para hacerlo, túmbate en el suelo encima de algo o en la cama, sube las piernas y apoya los pies en la pared. Mejorarás tu circulación, y además, recuperarás energía.

Camina de puntillas y con los talones

Este ejercicio, además de eficaz, es también muy divertido. También puedes hacerlo en cualquier parte y momento. Cuando reserves un pequeño tiempo, descálzate y ponte de puntillas o en talones y camina. Las risas mientras intentas no caerte están aseguradas.

Pedalea

Como ir en bici, pero sin bici. Túmbate en la cama o en una colchoneta, esterilla etc… levanta las piernas al aire, con las rodillas flexionadas. Cuando estés así, procede a pedalear enérgicamente. Repite este ejercicio de 15 a 20 veces. Además de mejorar la circulación de tus piernas ejercitarás otras partes de tu cuerpo, como, por ejemplo, los abdominales.

Ejecicios cardio

Además de ayudarte a controlar tu peso (la obesidad es uno de los factores de riesgo de padecer varices), mejorarás tu circulación. Algunos deportes ideales para esto son muchos. Por ejemplo, la natación, entrenamiento elíptico, salir a correr o una buena caminata. 

Rutinas de una media hora, durante varios días de la semana serán suficientes. 

Flexiona los dedos de los pies

Estira las piernas y flexiona y extiende los dedos de los pies. Hazlo alternativamente, entre un pie y otro. Repite unas 20 veces.

Mueve los pies

Siéntate en una silla. Separa y junta las puntas de los pies. Repite durante unas 20 veces.

Flexiona los pies

Porque ellos también necesitan flexionarse. Sentado en una silla, apoya los talones en el suelo. Levanta la punta de los pies, luego, bájalas y levanta los talones. Repite también durante unas 20 veces.

Separa las piernas

Túmbate en el suelo. Por ejemplo, en una esterilla. Levanta las piernas estiradas, separalas y vuélvelas a juntar. Repítelo de 10 a 15 veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *