¿Qué métodos hay para eliminar varices?

Vamos a hablarte de los procedimientos que actualmente existen para eliminar varices. Antes de decidir por cuál de ellos vas a utilizar, debes saber de qué grado son tus varices. Les recordamos que siempre deben consultar con su médico para que este les informe de todo lo que necesitan saber, este artículo es sólo a modo informativo.

Eliminar varices: ¿De qué nivel son tus varices?

eliminar varices

Las personas que, por su trabajo u otros motivos, tienen que pasar mucho tiempo de pie, son más propensas a sufrirlas. Por ejemplo, peluqueros, profesores, camareros, dependientes…

Según su intensidad, pueden ser desde solamente un problema estético hasta algo más serio, que cause trastornos en la salud.

En este artículo te contamos detalladamente qué es lo que puedes hacer si tienes varices en las piernas.

Nivel 1

Son de una dilatación mínima. Generalmente su impacto solamente es en la apariencia, aunque puede llegar a experimentarse dolor y escozor en la zona afectada.

Nivel 2

Estas ya son más visibles que las del primer nivel. Además, van acompañadas de calambres, pesadez, ardor, cansancio o hinchazón.

Nivel 3

En este nivel de varices la zona también cambia de color. Inicialmente, tiene una tonalidad oscura y la pie se hace dura en esa parte. También es más propenda a las pequeñas heridas.

Ahora sí. Vamos a contarte ya que procedimientos existen para terminar con las venas varicosas.

Procedimientos para eliminar varices

Técnicas de cirugía

El médico será quién tendrá que determinar qué tipo de cirugía se ajusta más a tu problema. Habiendo otros métodos, generalmente, cuando se recurre a la cirugía por arrancamiento es porque las varices son de tamaño grande o medio o pueden presentar algún problema, más allá de lo estético. Para otros casos, está también la operación con endoláser.

Además, hay otras técnicas como la escleroterapia, el vapor de agua o la flebectomía.

Pero vamos a verlo un poco más detalladamente: 

Operación de varices por arrancamiento, stripping o safenectomía

El procedimiento es muy sencillo y con él se extirpa la vena safena afectada completamente, acabando con el problema. Como hemos visto antes, este procedimiento suele utilizarse cuando las varices son medianas o grandes.

Suele ser necesaria la anestesia general o epidural, el paciente se recupera totalmente en unos 10 días.

Operación con endoláser

Esta técnica es muy poco invasiva y se lleva a cabo bajo anestesia local. Además, es muy sencilla y rápida. Con el láser se eliminan las venas afectadas.

Cuando la cirugía acabe, solamente hará falta que se le haga al paciente un vendaje en las zonas en las que ha tenido lugar la intervención. Podrá volver a su casa por su propio pie inmediatamente después. Es válida para varices de cualquier tamaño.

Cremas y medicación

Eliminar varices

Hay muchísimas cremas en el mercado, enfocadas en el propósito de acabar con las varices y aliviarlas. Hay varios factores que tienes que tener en cuenta a la hora de escoger una. Una de las primeras cosas que deberás valorar es cuál es el tipo de varices que tienes. También tendrás que pensar en cuánto quieres gastarte, ya que hay de todos los precios.

Asimismo, puedes escoger entre un gran número de medicamentos. Lo más aconsejable es que consultes con un especialista para saber cuál es el más conveniente para ti.

Remedios naturales

Los siempre socorridos remedios naturales también tienen mucho que aportar a la hora de erradicar las molestas y antiestéticas varices. Hay un gran abanico de opciones. Por ejemplo, las infusiones (una de las más indicadas para estos casos es la de perejil), cuya acción diurética te ayudará a la hora de eliminar líquidos.

Incluso los restos del café pueden servir. Tienen una excelente función estimulante y antiinflamatoria que ayuda mucho a una correcta circulación de la sangre, disminuyendo las venas dilatadas.

Medias de compresión

Estas medias presionan de forma decreciente. Es decir, apretando más desde el tobillo y disminuyendo la presión a medida que avanza en la pierna.

Sirven tanto para prevenirlas como para aliviarlas cuando ya han salido. Su función es la de comprimir las venas, evitando que estas sigan dilatándose y almacenando sangre en su interior. También favorece que la sangre de las venas llegue correctamente hasta el corazón.

Las hay de dos tipos: las de compresión ligera, generalmente son para prevención o piernas cansadas. La compresión fuerte es para tratar enfermedades venosas de mayor gravedad.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo colocarlas correctamente:

Esperamos que te hayamos ayudado a conocer un poco más los medios que hay para acabar con las varices. En nuestra página podrás encontrar mucha más información sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *