¿Qué son las varices esofágicas?

Vamos a hablar en profundidad de las varices esofágicas. Estas son venas anormales dilatadas en el esófago, el tubo que conecta la garganta con el estómago.

¿Cuándo se producen las varices esofágicas?

Varices esofágicas

Esta enfermedad se da con mayor frecuencia en personas que padecen algún tipo de enfermedad hepática grave. Este tipo de varices se desarrollan cuando se bloquea el flujo de sangre normal al hígado por coágulo o tejido cicatricial en el hígado.

Cuando esto ocurre, la sangre fluye hacia vasos sanguíneos más pequeños. Lo hace con el objetivo de evitar los bloqueos. Lo malo es que estos no están preparados para transportar volúmenes tan grandes de sangre. 

Estos vasos pueden filtrar sangre o, incluso, llegar a romperse, provocando un sangrado que probablemente sea fatal. Como habrás visto, es imprescindible tenerlas controladas, ya que las consecuencias pueden ser terribles.

Hay varios procedimientos médicos y también medicamentos que pueden prevenir o acabar con el sangrado de las varices esofágicas. Si tienes vómitos o heces con sangre, llama inmediatamente a los servicios de emergencia, ya que esto constituye una urgencia.

Síntomas

Por lo general, y a menos que ocurra una hemorragia, las varices esofágicas no suelen presentar síntomas. 

Estos son algunos de los signos de alarma: 

  • Aturdimiento
  • Vomitar grandes cantidades de sangre
  • En casos graves, pérdida de conocimiento
  • Deposiciones oscuras, alquitranadas o con sangre 

El especialista médico también podría sospechar de la presencia de varices esofágicas si el paciente presenta signos de enfermedad renal. Por ejemplo: 

  • Ictericia (coloración amarilla en la piel y los ojos)
  • Ascitis (acumulación de líquido en el abdomen
  • Sangrar con facilidad, con formación de hematomas

Cuándo consultar con el médico

Varices esofágicas

Si tienes algunos de estos síntomas o signos, programa una cita médica. En caso de que se te haya diagnosticado una enfermedad hepática, pregúntale a tu médico en la próxima consulta sobre el riesgo de tener varices esofágicas. Consúltale también qué puedes hacer para evitarlas y el procedimiento a seguir para controlarlas.

En el caso de que ya se te hayan diagnosticado varices esofágicas, lo más probable es que el mismo médico te explique como controlar los signos de sangrado. 

Factores de riesgo

Aunque muchas personas que padecen una enfermedad hepática avanzada pueden desarrollar varices esofágicas, la mayoría no tiene sangrado. Si tienes algunos de los siguientes síntomas, hay más posibilidades de que sí sangren: 

  • Varices esofágicas grandes: cuanto más grandes son las varices, hay más posibilidades de que sangren
  • Seguir con el consumo de alcohol: especialmente si la enfermedad hepática está relacionada con este. Si, a pesar de eso, se sigue consumiendo alcohol, se multiplican las posibilidades de que las varices sangren
  • Alta presión en la vena porta: también conocida como hipertensión portal. Es decir, cuando se eleva la presión en la vena porta.

Cómo prevenirlos

  • Evita o reduce el consumo de alcohol: por lo general, se suele recomendar a las personas que sufren algún tipo de enfermedad hepática que prescindan del alcohol. Esto es debido a que el hígado procesa las bebidas alcoholicas. Esto puede sobrecargar a un hígado que ya está sobrecargado de por sí.
  • Sigue una dieta saludable: opta por una dieta rica en vegetales, incluyendo abundantes frutas y verduras. Selecciona también cereales y fuente de proteína magra. Asimismo reduce el consumo de patatas fritas y todo tipo de comidas grasas.
  • Cuidado con las sustancias químicas: siempre que utilices sustancias químicas domésticas, como insecticidas o productos de limpieza, sigue escrupulosamente las instrucciones que se indiquen en el envase.
  • Reduce el riesgo de contraer hepatitis: hay varias cosas que implican unas grandes probabilidades de contraerla. Por ejemplo, tener relaciones sexuales sin protección puede ocasionar hepatitis B y C. Por si acaso, hazte una prueba de exposición a la hepatitis A, B y C si tienes una enfermedad hepática. Pregúntale también a tu médico si debes vacunarte contra la hepatitis A y B. 

Esperamos que te haya sido útil esta información. En el siguiente vídeo puedes ver más datos sobre las varices esofágicas.

También en nuestra página podrás encontrar más artículos sobre los diferentes tipos de varices. 

También te puede interesar: ¿Qué son las varices?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *