Remedios caseros para varices

Ideal para las varices

Vamos a enseñarte unos remedios caseros para varices. Te serán de mucha ayuda, sobre todo si las venas varicosas todavía no están muy avanzadas. Por supuesto, debes consultar también con un especialista que te indique el procedimiento a seguir. En especial si son varices más allá del grado 1.

Remedios caseros para varices

Remedios caseros para varices

Plantas e infusiones

Ciprés

Mejora mucho la circulación. Esto es gracias a su acción vasoconstrictora, venotónica y astringente.

Remedios caseros para varices: crema con ciprés

Puedes hacer una crema con 20 miligramos de gel base, 10 gotas de aceite esencial de ciprés, 10 miligramos de agua de hamamelis y 8 gotas de aceite esencial de menta piperita. 

Aplica esta crema en las piernas todos los días, en sentido ascendente.

Infusión con ciprés

Para hacer una infusión de ciprés solo necesitas sus brotes, gálbulos, u hojas secas y una taza de agua. Cuando ya hayas decidido que parte del ciprés vas a utilizar, ponlo a hervir con un poco de agua. Cuando ya haya hervido, que siga unos 4 minutos más. Ya solo queda dejar que repose y estará lista para tomar.

Hamamelis

Es un gran tónico venoso y vasoconstrictor. Gracias a su contenido en flavonoides y taninos, es genial para regular la circulación. 

Infusión con hammamelis

Coloca algunas hojas secas de la planta en un vaso de agua. Después, vierte el contenido (las hojas y el agua) en una olla, ponla al fuego y hierve de 3 a 5 minutos. Cuando lo haya hecho, apaga y deja que la infusión repose 5 minutos antes de tomártela. 

Vid roja

Esta planta es muy rica en taninos y vitaminas B1, A, B5, C Y B6. Resulta, pues, un excelente tónico que combate la insuficiencia venosa. Asimismo, tonifica las piernas, mejorando la sensación de piernas cansadas, la circulación sanguínea y el estado de las varices.

¿Cómo tomarla?

Para uso interno, se pueden encontrar cápsulas de vid roja fácilmente. En cuanto al uso externo, también es posible comprarlo al peso. En cualquier caso, recuerda que es mejor que consultes con tu médico para que él te diga que dosis es la ideal.

Avellano 

Sus hojas contienen taninos y flavoides, que son muy útiles para tratar las varices que están inflamadas o ya han brotado. Asimismo, es muy bueno contra el estrés, la retención de líquidos y otras muchas cosas. 

Infusión de avellano

Mezcla en un cazo hojas secas de avellano y medio vaso de agua. Ponlo al fuego durante unos cinco minutos. Cuando esté listo, déjalo que repose durante 5 minutos más y ya podrás tomártelo. Procura preparar y tomar una infusión al día.

Cola de caballo

Tiene grandes propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Esto puede ser de gran ayuda a la hora de reducir las varices. Tomarla en infusión ayuda a facilitar el paso a través de las venas y también fortalece los capilares para evitar que se inflamen.

Infusión de cola de caballo

Para hacerla solo necesitaras una cuchara de cola de caballo (aproximadamente 10 gramos) y una taza de agua (unos 250 mililitros). Hierve una taza de agua y añádele después la cucharada de cola de caballo.

Ahora deja que repose a temperatura ambiente durante unos diez minutos y ya puedes tomártela. Para potenciar su efecto, toma unas 2 o 3 tazas diarias, 3 días a la semana como mínimo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *