Todas las formas de quitar varices

Hay varias formas de quitar varices. En este artículo vamos a hablarte detalladamente de ellas. Para que conozcas las opciones de las que dispones a la hora de acabar con las venas varicosas. A la hora de optar por una u otra también habrá que tener en cuenta cuál es el tipo de variz es el que debe tratarse.

En todo caso, es recomendable que, antes de decantarte por alguno, consultes con el especialista. Las varices, más allá de un problema estético, son algo que afecta a la salud. De hecho, son uno de los primeros indicadores de una posible insuficiencia venosa crónica.

Un mal tratamiento puede acarrear muchas complicaciones adicionales, por lo que es primordial elegir bien.

Cómo seguramente ya sabes, hay varios tipos de varices, en los siguientes artículos te hablamos sobre algunas de ellas: 

Vulvares

Esofágicas

En las piernas

 

Quitar varices: opciones

Quitar varices

Una vez hecha la advertencia, vamos ya con las opciones que tienes a tu disposición para acabar con las varices.

Quitar varices: cirugía por láser

Esta alternativa es sobre todo para varices que no tienen un gran tamaño o para las arañas vasculares. Es un procedimiento cómodo, que se realiza en la misma consulta del médico. 

Asimismo, es muy poco invasivo. Por lo general solamente aparece un pequeño hematoma en la zona que se ha tratado. Seguramente, harán falta unas cuantas sesiones.

El procedimiento es sencillo: si el problema son las arañas musculares, ni siquiera será necesario hacer una incisión. Se aplican sesiones de luz láser a la vena inflamada. Así se consigue que se caliente y que, poco a poco, se vaya desintegrando.

Si, en cambio, se trata de varices, será preciso acudir a la anestesia. Después, se introducirá un catéter especial en la vena. A través de él, se envía una energía de radiofrecuencia a la pared de la vena, hasta conseguir que se contraiga y se cierre.

Generalmente, no hay complicaciones. Los posibles riesgos son la congestión de la sangre y los sangrados. Pero no suelen suceder. Sobre todo, si se está en manos de un buen especialista.

Flebectomía (o stripping)

Quitar varices

Se suele recurrir a este procedimiento cuando las varices son muy problemáticas y/o grandes. Ahora se está sustituyendo muchas veces por la escleroterapia, de la que hablaremos más abajo.

Esta operación consiste en arrancar y extraer las varices con unas agujas, a través de incisiones. Esta intervención requiere que el paciente esté ingresado durante unos dos o tres días. También dos semanas de reposo absoluto y como un mes de baja laboral. Puede practicarse con anestesia local, epidural o general, según el caso.

Quitar varices: escloterapia

Consiste en inyectar en directamente en la variz de algún tipo de químico en las paredes de la vena dañada. Así, la variz se cerrará por sí misma. Su tamaño encogerá y esto impedirá el paso de la sangre.

Este tipo de operación no supone ningún riesgo para la salud. La sangre que corría dificultosamente por las venas dañada ahora pasará a hacerlo por otras nuevas. Esto mejorará sustancialmente la circulación y el aspecto de la zona. Funciona mejor con las varices pequeñas.

En el siguiente vídeo podrás ver más información sobre la escloterapia y sus beneficios: 

Microespuma esclesorante

Como hemos dicho antes, esta es una versión mejorada de la escloterapia. Generalmente, el líquido que se inyectaba con este otro método se diluía rápidamente y funcionaba más que nada con las varices de pequeño tamaño.

Con la microespuma esclesorante se consigue también acabar con varices de un tamaño más grande. Hasta las que no son operables. Además, este procedimiento es indoloro y se realiza en el mismo ambulatorio. Es decir, el paciente podrá seguir con su día normal.

Cura Hemodinámica de la Insuficiencia Venosa Ambulatoria (CHIVA)

Esta técnica, al contrario que la flebectomía, no buscar arrancar las raíces, sino que procura conservar las venas, para que sigan haciendo su función de drenaje.

A la hora de hacer la intervención, se identifican los puntos que originan las varices mediante ecodopler y actúa solamente esos mismos. Esta cirugía es muy poco invasiva. 

En cuanto el postoperatorio, el flebólogo será el que indique el procedimiento postoperatorio, el tiempo de baja etcétera.

Esperamos que lo que te hemos contado te haya servido a la hora de saber más específicamente en qué consisten las operaciones para quitar varices. En nuestra página puedes encontrar mucha más información sobre las varices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *